Primera Fila: Dunkerque - ADN Morelos
Inicio » Columnas » Primera Fila: Dunkerque
dunkerque

Primera Fila: Dunkerque

Primera Fila

Dunkerque

Por Paulina Nava

@paulypockett

 

Nadie debe negar que Christopher Nolan se ha convertido en un referente cinematográfico moderno. Desde sus primeras propuestas como Memento (2000), hasta la nueva trilogía de Batman y la grandísima Inception (2010). Todas dan muestra de un estilo, el cual creó bastante expectativa con Interstellar (2014), ahí muchos nos dimos cuenta que no es todopoderoso y que, como cada humano, tiene su desliz. Recientemente se pronunció en contra de Netflix (como aquellos en su tiempo con el sonido y Tecnicolor) por su manera de distribuir – parece olvidarse del problema que se enfrentan los nuevos cineastas en dicha cuestión cuando nadie quiere mostrar sus trabajos – , el muy obstinado director inglés aprecia el romance entre pantalla grande, sala y publico, ello lo demuestra con su nueva cinta, la cual es toda una experiencia.

 

Año 1940, en plena II Guerra Mundial. En las playas de Dunkerque, cientos de miles de soldados de las tropas británicas y francesas se encuentran rodeadas por el avance del ejército alemán, que ha invadido Francia. Atrapados en la playa, con el mar cortándoles el paso, las tropas se enfrentan a una situación angustiosa que empeora a medida que el enemigo se acerca.

 

Ya dependerá del tiempo pronunciar si es la obra maestra de Nolan, pero en lo que va del año es una de las mejores cintas, y si no hay mayores opciones – o que iguale – en los siguientes meses (normalmente sí las hay) es firme candidata para premios.

 

Mucho se ha hablado y escrito sobre Dunkerque, que no hay sangre en las escenas siendo una película de guerra; que los Franceses son mal representados; que no tiene una historia en si. Todos son puntos validos y exactos. Pero parece que a algunos colegas se les olvida que lo que se va a disfrutar al cine es la visión de un tercero, y no a todos dará gusto o coincidirán con él.

 

Así pues, Nolan da un gran espectáculo, una experiencia, gracias a: la inmersión de la música compuesta por Hans Zimmer, al gran elenco adulto (el adecuado Mark Rylance, Tom Hardy y Kenneth Branagh) guía al cast juvenil bien seleccionado (ello incluye al ex One Direction, Harry Styles), por su sonido (según los sobrevivientes reales dicen es más ruidosa que el acontecimiento), la elegante estética, su edición, y la decisión de mostrar con gran dinamismo la historia en fragmentos, de forma no lineal, es decir, el espectador tendrá que armar un rompecabezas.

 

En cuanto a la historia, es fácil detectar, algunos dicen que no posee ¡Claro que la tiene! Es mostrar la evacuación de los soldados en un ambiente de supervivencia individual, colectiva, humana y egoísta. El director, quien también escribió el guion, rodó con pocos diálogos y dejó que las imágenes y las expresiones hablasen por si solas – en conjunto a la partitura musical – logra un gran resultado que emula a filmes mudos o de arte. El gran “pero”, es la extraña vena patriota (poco común que la deje visible) que se hace presente y contradice de mal forma el objetivo general (igual, si se busca, se encuentra el significado connotativo y metafórico).

 

El cine comenzó mostrando imágenes en movimiento, exponiendo una situación, mostrando, sin historia de por medio. Nolan entrega las dos. Gracias por ello, Christopher.

 

Comentarios