Escaparate: Candidaturas presidenciales dividen a partidos - ADN Morelos
Inicio » Columnas » Escaparate: Candidaturas presidenciales dividen a partidos
partidos pol

Escaparate: Candidaturas presidenciales dividen a partidos

Escaparate

Candidaturas presidenciales dividen a partidos

Por Mario Barrera Arriaga

 

La selección de candidato presidencial entre las principales fuerzas políticas del país está dividiendo a los partidos. ¿Serán capaces de resistir y arribar cohesionados a la contienda electoral del 2018?

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) analiza la posibilidad de -una vez más- modificar sus estatutos para abrir la puerta a la candidatura de alguno de los incondicionales del Presidente Peña y de Luis Videgaray, como José Antonio Meade y el propio Aurelio Nuño, que hoy por hoy no cumplen los requisitos para ser candidatos del tricolor. Evidentemente, los priistas que se sienten lejanos al grupo “Atlacomulco” y al propio mandatario de la nación quieren cerrar la puerta a una imposición. Por lo pronto, les dan atole con el dedo con que “primero el programa y después el candidato”, al estilo Jesús Reyes Heroles, a mediados de los setenta. Cuenta la historia que después de ese pronunciamiento, el mandatario saliente le presentó al destacado ideólogo al sucesor designado…

En el Partido Acción Nacional (PAN) hay una clara bifurcación entre simpatizantes de Margarita Zavala y el actual dirigente nacional, Ricardo Anaya Cortés, a quien acusan de utilizar los recursos del partido para publicitarse. Ciertamente, la esposa del ex Presidente Calderón está mejor posicionada en las encuestas, como también es verdad que carga mayores críticas que el actual líder blanquiazul. Como quiera que sea, la disputa -y eventual división- ahí están.

El Partido de la Revolución Democrática está haciendo agua. No hablemos de la dificultad de seleccionar abanderado de entre todas las tribus, o que un no afiliado, como Miguel Ángel Mancera -alicaído en las encuestas-, pueda ser el candidato, sino el hecho de que, en el naufragio, muchos perredistas están emigrando al Movimiento de Regeneración Nacional, de Andrés Manuel López Obrador.

Para aderezar las divisiones y dificultades, está el Frente Opositor que pretenden formar el PAN y el PRD, junto con un grupo de notables de la política y de la sociedad, pero que ya cayeron en el síndrome aquel priista de que “primero el programa y después el candidato”.

Se trata de un grillar para lucir, porque de fondo, la visión de ambos partidos choca, la suma del PRD al PAN no le reporta mucho y porque el que está en peligro de irse a la lona en la siguiente elección es el partido del sol azteca, mientras que el blanquiazul tiene amplias posibilidades de volver a la Presidencia de la República. Más aún: ¿por qué dar la candidatura presidencial a un ciudadano, si el PAN tiene con quien y cuenta con sus propios principios?

Si el Presidente Peña se impone en el PRI designando a uno de sus incondicionales, la división es inminente y muchos emigrarían a la opción más cercana: Morena.

Si no se pone fin a la disputa entre Anaya y Margarita Zavala y el primero se impone, la desbandada de calderonistas -habría que contarlos- y de otros está a la vuelta de la esquina.

El Frente Opositor va a reventar a la hora de elegir candidato, sobre todo si no emana de las filas de Acción Nacional.

Mientras tanto, López Obrador y Morena siguen viento en popa, a pesar de sus escándalos internos…

Comentarios