Primera Fila: Valerian - ADN Morelos
Inicio » Columnas » Primera Fila: Valerian
Valerian

Primera Fila: Valerian

Primera Fila
Valerian
Por Paulina Nava
@Paulypockett

“Valérian y Laureline”, es una historieta francesa de ciencia ficción creada por Pierre Christin y Jean- Claude, la cual fue publicada en 1967 y tiene más de 40 años de existencia. Es de las más conocidas en su país natal, de donde es el realizador Luc Besson, quien ha dirigido películas como Léon: The Professional (1994), The Fifth Element (1997), Lucy (2014), por mencionar algunas. El gran logro de Besson es hacer que el publico se interese más en la obra original: 1) Para conocer la historia 2) Quedarse con mejor sabor de boca y 3) Terminar más rápido de leer que de ver el film.

En el siglo XXVIII, Valerian (Dane DeHaan) y Laureline (Cara Delevingne) son un equipo de agentes espaciales encargados de mantener el orden en todos los territorios humanos. Bajo la asignación del Ministro de Defensa, se embarcan en una misión hacia la asombrosa ciudad de Alpha, una metrópolis en constante expansión, donde especies de todo el universo han convergido durante siglos para compartir conocimientos, inteligencia y culturas. Pero hay un misterio en el centro de Alpha, una fuerza oscura amenaza la paz en la Ciudad de los Mil Planetas. Valerian y Laureline deben luchar para identificar la amenaza y salvaguardar el futuro, no sólo el Alfa, sino del universo.

Algo que siempre ha caracterizado al director galo y hay que reconocerle también aquí, es su gran imaginación y el manejo de los mundos. Valerian en cuestión visual e ingenio es un agradable espectáculo, sus colores atraen, su manejo del espacio adentra. De hecho, su introducción es muy buena, invita a esperar una buena historia, lastima de resultado.

Las personalidades coinciden con la descripción de los personajes, pero no ayuda en nada la nula química entre DeHaan, quien sí es buen actor, y Delevingne, quien no actúa y por quien los estudios deberían dejar de “arriesgarse” o “apostar” y así echar a perder producciones (eso sí, físicamente es bella).

Otro factor es, una historieta se lee rápido por su corta longitud, en el cine tienen que alargar la trama, lo cual representa un reto mayor, y en cuestión de duración a Valerian le sobran unos 20 minutos, se vuelve tediosa y los asientos resultan hasta incomodos, no ayuda la edición tan lineal y poco cuidada para intentar darle mayor dinamismo, sobre todo con las escenas de acción.

No es un total desperdicio, hay que resaltar lo visual y por ello vale la pena las dos horas, así como algunos momentos de risa o llenos de imaginación, también algunos personajes. Eso sí, salvo que sea admirador del director o de los protagonistas, es muy probable que al pasar los años ni se acuerde que la vio.

Comentarios