DE PATRIÓTICAS - ADN Morelos
Inicio » Columnas » DE PATRIÓTICAS
C827C6A1-A7E1-468C-9AA3-AFC8243A70DD

DE PATRIÓTICAS

DE PATRIÓTICAS

Isaías Alanís

Fragmento del poemario “De patrióticas”, del libro de mi autoría; “Chiapas no apartes de mi tu cáliz”, escrito en 1994. Lo rolo dado las circunstancias inusuales en que se están dando las negociaciones del TLC de espaldas a los mexicanos, como siempre y en medio de verdades a medias o mentiras completas entre Estados Unidos, Canada y México.

A Javier Garrido

¿Que esperan los ciegos
de la plaza?

Que hoy se firme el tratado.

Los bárbaros del norte
hacen realidad su sueño
hoy se firma el tratado.
Hay mucha actividad
en el Senado

pero los legisladores
no legislan.

Esperan con impaciencia
la firma del tratado.

El presidente se pasea
como un emperador
a la entrada de palacio
coronado con los símbolos patrios.

Aguarda la llegada
de los bárbaros del norte
y la firma del tratado.

El presidente se encierra
en el traspatio.

Prepara documentos
y concilios.
Dicta leyes a los senadores,
se pulen diferencias
y otras nimiedades
como el porvenir
de millones de mexicanos.

Y como hoy se firma
el tratado.

Los diputados y senadores
emiten leyes que satisfagan
a los bárbaros.

El coro de la patria
se derrama en oradores
y todos apuestan su garganta
a la firma del tratado.

Las damas lucen collares
y serpientes de jade
en brazos, cuello
y otros sitios menos
pudorosos.
También esperan
la firma del tratado

Los empresarios
miden la magnitud
enlazan computadoras
calculan ganancias,
no se complican la vida
con los bárbaros del norte
y esperan como pocos
la firma del tratado.

De pronto,
los ciegos se dispersan
el Presidente coronado
con los símbolos patrios
recibe a los bárbaros,

les entrega las costas,
las selvas, los valles,
las montañas.

Los senadores legislan
los oradores revisan argumentos
los empresarios se concentran en cálculos,
los pensadores bostezan,
las damas se besan la mejilla
y los obispos regurgitan.

Por fin,
después de tantos años
se ha firmado el tratado.

En calles, plazas y ciudades
el pueblo no sale a festejarlo
se encierra en su misterio
a celebrar el vacío.

Comentarios