in

Roban 380 mil pesos a cuentahabiente aunque estaba custodiado por SSP

La mañana de este martes se dio la noticia del asalto a un cuentahabiente que llevaba consigo 380 mil pesos y que además se encontraba custodiado por un agente de la Secretaría de Seguridad Pública capitalina.

El diario Reforma relató cómo se dieron los hechos en la delegación Gutavo A. Madero.

Gerardo, con 30 años de edad, solicitó el servicio de acompañamiento a cuentahabiente que ofrece la dependencia, por lo que un agente preventivo lo recogió a bordo de la patrulla MX-529-N1 en una gasolinera ubicada en la esquina Benito Juárez y Emiliano Zapata.

Gerardo, haría el depósito en la sucursal Banamez, ubicada en el cruce de Ferrocarril Veracruz y Luis Espinoza en el centro comercial Tenayuca, donde cerca de las 8:45 de la mañana dos motociclistas armados los acorralaron.

El agente, Javier Altamirano Balderas, del Sector Cuautepec, fue golpeado y desarmado por uno de los sujetos, mientras que el otro, amenazó al cuentahabiente y le quitó el dinero.

Asimismo, un policía preventivo se percató de lo sucedido y acudió a intervenir, sin embargo, los asaltantes comenzaron a dispararle, el agente contestó la agreción y fue desatada una balacera.

En el enfrentamiento, el agente Pablo, policía de Ticomán, recibió un impacto de bala en el brazo izquierdo, oportunidad que aprovecharon los delincuentes para salir huyendo.

Además, uno de los sujetos armados amagó a un vecino que salía de su casa y robó su motocicleta, vehículo en el que huyó uno con dirección a Tlalnepantla y el otro hacia el Reclusorio Norte.

Los agentes heridos fueron atendidos por paramédicos del ERUM, mientras que quien recibió el balazo fue llevado en un helicóptero del Agrupamiento Cóndores a un hospital privado.

Pese a haberse realizado un dispositivo de seguridad en la zona, no fue reportada ninguna detención. Sin embargo, fueron revisadas las cámaras de seguridad del Centro de Control y Comando (C2) Norte, para ubicar a los responsables.

En el lugar de los hechos fue abandonada un arma de fuego de 4.5 milímetros, y la motocicleta en la que llegaron los delincuentes.