in

EL TRABAJO “4.0” PONE A TRABAJAR A NACIONES DE PRIMER MUNDO

Por Alejandro Cárdenas

En un planeta cada día más automatizado donde la pérdida del empleo dejó de ser una apocalíptica amenaza para convertirse en una contundente realidad, hay preguntas apremiantes por contestar y políticas públicas y sociales que aplicar –las cuales, por falta de interés y por ignorancia- no están presentes en la agenda nacional, ni en las iniciativas de ley donde México deje de ser solamente un prominente receptor de proyectos de manufactura y procesos de automatización robótica provenientes del extranjero.
En países del primer mundo –principalmente en Europa- ya prevén las consecuencias laborales del imparable desarrollo tecnológico y lo han denominado Trabajo “4.0” mismo que consiste en la digitalización de la economía y en un insalvable cambio de rol entre trabajador tradicional o profesional, por un brillante robot hijo de la Inteligencia Artificial.
El tema no es para nada intrascendente y los gobiernos de los países desarrollados se han puesto a trabajar involucrando a todos los sectores, si no por medio de la imposición, sí con un sólido argumento que los fuerza a reaccionar.
TURBACIÓN
En primer lugar, se han dado a la tarea de enfocar el inevitable desempleo como consecuencia de la automatización en una serie de cuestionamientos entre los que se destacan: ¿cómo proteger la seguridad y la salud en la era digital? ¿Las normas laborales son adecuadas para la era digital? ¿Son falsos autónomos los trabajadores empleados en plataformas digitales? ¿Cómo garantizar que la Seguridad Social y el sistema de pensiones tengan ingresos suficientes? ¿Qué modelo laboral puede tener en cuenta las diferentes fases de la vida? ¿Cómo eliminar la desigualdad de género? ¿Cuáles son los efectos que los nuevos modelos empresariales tienen sobre la protección social? ¿Cómo realizar los principios del buen trabajo en el siglo XXI? ¿Cómo garantizar la participación de los trabajadores en el éxito económico (salarios) de algunos sectores?
Estas preguntas y otras más, son las previsiones para hacer frente a un futuro que no es prometedor para millones de personas en los próximos 10 años. La iniciativa comenzó en Alemania en el año 2015, presidida por la Ministra de Empleo y Asuntos Sociales, Andrea Maria Nahles y la sintetiza en un informe titulado: Libro Blanco Trabajar 4.0. La siguiente liga es sólo un resumen. http://library.fes.de/pdf-files/bueros/argentinien/13617.pdf
Aquí se analiza el impacto de la digitalización sobre el mercado de trabajo, la economía, la organización del trabajo, la participación y la representación de los trabajadores, los derechos de actualización y formación, protección social y normatividad sobre seguridad e higiene en el trabajo, entre otros rubros, globalización y cambios culturales.
LO NUEVO
Las características del mercado laboral 4.0 implican nuevas formas de entender el empleo. Para el año 2020 las cosas serán muy distintas, las nuevas tecnologías y la transformación digital de las empresas dejarán fuera de juego a millones de personas, eso significa cambios sustanciales en puestos de trabajo actuales y oportunidades reales para quienes soporten esta transición, los que se mantengan en la vanguardia, se actualicen constantemente y estén empapados de innovación ya que con estas cualidades, serán quienes cuenten con un empleo relacionado con las TIC y algunos ejemplos de esos beneficiados son los que estén en el universo de:
• La hiperconectividad. El Internet of Things ya es un hecho y provocará una auténtica revolución a nivel profesional y personal para toda la sociedad.
• Robótica y nanotecnología, dos conceptos ligados y que supondrán uno de los factores de cambio principal en el mercado laboral del futuro. Muchos de los empleos que conocemos en la actualidad serán sustituidos por máquinas, a la vez que se crearán muchos otros ligados a los robots.
• La neurociencia será también otro de los elementos importantes del mercado laboral 4.0, que se encargará de estudiar la conectividad neuronal con los dispositivos.
• Inteligencia Artificial: el Machine Learning, por ejemplo, será uno de los imprescindibles a la hora de dotar de inteligencia cuasi humana a los robots y chatbots, que se encargarán de realizar funciones de telemarketing.
• Conocimiento e I+D+I
• Co-creación y crowdsourcing, en los que la gestión del conocimiento compartido será imprescindible para encontrar financiación colectiva.
Tan sólo por dar un ejemplo, se estima que los trabajos de tele operador serán reemplazados por robots casi en su totalidad en unos 20 años; en el caso de los vendedores, la tasa de reemplazo será de un 92% y en el de los pilotos un 50%.
ACCIONES
Ante esta imparable realidad, naciones como Gran Bretaña se han dispuesto a tomar en consideración lo que este Libro Blanco 4.0 señala y algunas consideraciones en sus políticas públicas y sociales para enfrentar este reto están considerando tocar un amplio espectro de dominios que se relacionan con el trabajo, los salarios y el lugar de trabajo, implementar principios en la era de la tecnología para sobrevivir a los nuevos desafíos, maximizar oportunidades y generar un buen trabajo para todos, incluye cambios sustanciales en la economía y las instituciones culturales. Han agrupado sus recomendaciones en 6 áreas principales:
• Priorizar el buen trabajo
• Habilidades para el futuro
• Promover la innovación
• Nuevos modelos: gobierno corporativo y propiedad alternativa
• Derechos y estándares laborales
• Ética
https://d3n8a8pro7vhmx.cloudfront.net/campaigncountdown/pages/1052/attachments/original/1512946217/Executive_Summary_Future_of_Work__Commission_report_December_2017.pdf?1512946217/
¿Y EN MÉXICO…?
Estamos a años luz de tocar el tema 4.0 tan sólo un ejemplo curioso, el pasado 13 de enero de 2018 en la Ciudad de México, en las instalaciones del ITAM, Ángel Gurría, Secretario General -desde 2006- de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos OCDE, hablaba sobre las oportunidades económicas para este 2018 en nuestro país -y aunque no le corresponde resolver este asunto, pero sí plantearlo- jamás mencionó el tema 4.0 ni por error.
http://www.oecd.org/about/secretary-general/angel-gurria-cv-es.htm
Lo que sí destacó fue el desempeño fiscal, la política monetaria, dijo que la participación de PYMES mexicanas en cadenas globales de valor sigue siendo muy baja, la inversión extranjera directa también está creciendo, que los resultados de las reformas son palpables y sacó la lista de bondades como la de “…la reforma de telecomunicaciones que disminuyó el precio de los servicios de móviles de banda ancha hasta un 75% y aumentó el número de subscripciones a cerca de 50 millones entre 2012 y 2016… la de la reforma energética que ha permitido asegurar inversiones privadas por casi 80 mil millones de dólares… la reforma laboral que ha permitido la creación de cerca de tres millones de empleos en lo que va del sexenio… la reforma educativa que ha permitido imponer el mérito y la transparencia como las principales características del manejo del sistema educativo… el programa Prospera ahora está mejor vinculado con los servicios de educación, formación vocacional, oportunidades de empleo y servicios bancarios, cubriendo a cerca de 28 millones de beneficiarios en 2016…”
Luego de las buenas noticias, Ángel Gurría soltó las malas “…pero México sigue enfrentando desafíos de gran calado como mejorar la productividad… lograr un crecimiento incluyente… combatiendo la pobreza… mejorar la capacidad redistributiva del sistema fiscal, México sigue siendo el país de la OCDE en donde el sistema fiscal y de transferencias tiene el impacto más bajo en el coeficiente Gini… elevar los niveles de recaudación a fin de poder incrementar el gasto social… reducir la informalidad… mejorar los programas sociales… -Gurría destacó- los altos niveles de pobreza persisten, sobre todo, México debe mejorar la institucionalidad, el funcionamiento del estado de derecho, la agenda anti-corrupción y la agenda de seguridad…”
ENCARAR
Si en Europa –un continente desarrollado- desde hace un par de años los gobiernos de distintos países están preocupados junto con los sindicatos y las organizaciones sociales https://www.transform-network.net/es/calendario/event/industria-40-y-sus-consecuencias-para-el-trabajo/ y en conjunto se están poniendo a trabajar para rediseñar sus leyes, la educación y su cultura y así afrontar estas nuevas formas de empleo que se avecinan inevitablemente y con una estrategia integral proporcionar las herramientas adecuadas a sus nuevas y futuras generaciones para que logren sobrevivir a las consecuencias de la sustitución de la mano de obra por Inteligencia Artificial, en México –país que presume programas para erradicar el hambre- ¿cuándo, quiénes y cómo emprenderán una articulación de respuesta a lo que nos viene?