in

Poblado de Ocotepec en Morelos, sustituye el unicel por jarritos de barro

Cuernavaca Morelos

La comité de mejoras en el poblado de Ocotepec en el municipio de Cuernavaca Morelos, ha puesto en marcha una campaña para sustituir el uso de unicel por jarritos hechos de barro, esto se hace con la finalidad de reducir las grandes cantidades de basura que son provocadas por la celebración de el Día de Muertos.

Según la junta directiva en este próximo evento se repartirán entre los visitantes más de 3 mil 500 recipientes de barro, de igual manera están haciendo un llamado a los turistas y habitantes aledaños a no usar materiales contaminantes.

«Es una campaña de concientización. Se invita a las personas a traer un jarro, alguna taza, algún recipiente para recibir lo que los caseros invitan, lo que la gente doliente está al alcance de sus manos para brindarle, con mucho amor y de corazón. Y bueno, es para y tratar de evitar toda esta contaminación del unicel y de basura que se genera dentro de nuestro poblado», dijo Pedro Rosales Valle Junta de Mejoramiento Ocotepec.

Dicha costumbre en Ocotepec Morelos, lleva años celebrándose, tanto así que la UNESCO ya la ha declarado «Patrimonio cultural e inmaterial». Los visitantes entregan  una veladora o un pequeño ramillete de flores a los familiares del difunto y estos a cambio brindan: Café, pan, tamales, mole, atole, y todo lo que se encuentre en las llamadas ofrendas nuevas; Es decir de todos aquellos difuntos que tienen apenas un años de fallecidos.

Karla Jaramillo Sánchez, quien es la coordinadora de Cultura en Morelos, aseguró que esta medida no será inmediata, pero es importante su divulgación para que sea promovida.

«La iniciativa creo yo que es muy buena, sin embargo, por el asunto de practicidad va a ser un poco difícil, debemos impulsar esta propuesta, reforzarla y cada año que se vaya consumiendo menos unicel, será lo mejor», alego la coordinadora.

Los habitantes de la comunidad indígena han aceptado y adoptado dicha medida, por lo que ahora sus invitados y turistas que arriben a la celebración, tendrán que comprar o llevar su jarrito antes de hacer su recorrido en las ya mencionadas «Ofrendas Nuevas»

Según informes del municipio de Cuernavaca son de 5 mil a 7 mil visitantes que llegan al poblado, generando grandes toneladas de basura durante los dos primeros días de noviembre