in

Además de salir estafados el día de su boda, les venden pastel de unicel.

En el mundo hay gente que es muy aprovechada y ventajosa. Unicamente buscan satisfacer su necesidades propias a costa de los demás y claro, no les importa la situación por la que se este pasando.

Estamos seguros que por lo menos alguna vez hemos sido víctimas de algún tipo de estafa, lo cual nos llena de mucha rabia e impotencia, pero ahora imagínate que salgas estafado el día de tu boda y dos veces, ¡Eso si es una burla!

Pues esto mismo le paso a una pareja de recién casados en Filipinas.

Shine Tamayo de 26 años y Jhon Chen de 40, pasaron un amargo momento en el día que supuestamente debería de ser el más feliz de sus vidas.

La pareja de recién casados contrató a una empresa para que organizará su boda y fue un total fracaso, ya que el banquete que habían contratado jamás llego, así que salieron a comprar comida para alimentar a sus invitados.

Por si fuera poco, a la hora de intentar partir el pastel de bodas, se dieron cuenta que solo se trababa de una figura de unicel cubierta de betún.

De tantas desgracias y en tan poco tiempo de haberse casado, la novia no tolero más y rompió en llanto. La escena fue tan triste que algunos de los invitados grabaron el triste momento.

Por fortuna, el video no se quedó solo para el chisme, pues gracias a la grabación lograron que las autoridades atraparan a los responsables quienes fueron acusados por extorsión y estafa.