in

Se quedó ciega por jugar varias horas en el celular

Si escuchas que tus papás te dicen ¡Ya deja eso que te vas a quedar ciego! deberías hacerles caso, por que no están mintiendo en lo absoluto.

Pues por lo menos eso le paso a Wu Xiaojig, una mujer de origen chino, quien quedo ciega tras pasar 24 horas seguidas jugando en sus celular.

Pero no es que Wu no hiciera nada de su vida, la mujer china trabajaba en un sector financiero; pero cuando la mujer tenía sus días de descanso, aprovechaba para jugar todo el día Honour of King en su celular hasta por ¡Ocho horas seguidas! sin hacer pausa alguna, ni siquiera para ir al baño o para comer algo.

Si no trabajo, me levanto hasta las seis de la mañana, desayuno y luego juego hasta las cuatro de la tarde… Como algo, me echo una siesta y luego sigo jugando hasta la una o dos de la madrugada», explicó Wu Xiaojing en una entrevista con The Global Times.

El exponer a sus ojos a periodos tan prolongados de actividad provocó que el 1 de octubre del año pasado Wu perdiera la visión.

Esto se debió a que en esa fecha se celebra el Día Nacional de la República Popular China, un día feriado en el que nadie trabaja. Wu aprovechó ese día para jugar Honour of Kings hasta que de pronto dejó de ver con el ojo derecho.

Al acudir al hospital los doctores le explicaron que padecía de una oclusión de las arterias retinianas, una enfermedad que suele afectar a personas mayores y que puede derivar en una ceguera permanente. Asimismo, le dijeron que solo tenía entre 20% y 35% de probabilidad de recuperar su visión normal.

Aunque es poco probable que el pasar tanto tiempo en el celular haya sido la única causa de que Wu Xiaojing perdiera la visión, su adicción sí es un factor de riesgo porque somete a los ojos a esfuerzos muy prolongados -sobre todo cuando se ocupa en movimiento o en lugares con poca luz-. Aun así, en la foto que circula en redes sociales se ve cómo Wu sigue sosteniendo su teléfono.

No cabe duda, aunque los celulares son herramientas muy útiles pueden ser tan peligrosos como cualquier adicción.