in

A leona de zoológico le amputan las garras para que juegue con niños

Autoridades del zoológico de Rafah, en Gaza, Palestina, decidieron amputar las garras a una leona para que los niños pudieran jugar con ella, sin que exista algún peligro.

El el propietario del zoológico, la considera lo suficientemente dulce como para mantener contacto en el futuro con visitantes fuera de su jaula, por tal motivo decidió tomar tal medida.

«Intento contener la agresividad de la leona y que sea amable con la gente», destaca el propietario, Mohamed Juma, de 53 años.

La leona llamada Falestine fue intervenida hace algunos días a este procedimiento quirúrgico.

En un video se observa como la leona de 14 meses, gruñó en forma amenazadora cuando se abrió su jaula. Colocada en un recinto cerrado con una cerca liviana detrás la cual sobresalían las cabezas de los niños, intentó inútilmente clavar sus garras en el tronco de un árbol, y tras su aparente frustración se dedicó a mordisquearlo.

Por su parte, los veterinarios de la fundación Four Paws advirtieron que quitarles las  garras a un león equivale a amputar los dedos de un humano hasta el nudillo.

Sin embargo,  las autoridades del zoo señalaron que el felino ha vuelto a estar frente al público tras unos días de recuperación y que las garras volverían a salir después de seis meses.