in

«No soy cobarde, ni timorato» responde AMLO a Trump

Ciudad de México.- “No quiero la confrontación”, respondió el presidente Andrés Manuel López Obrador a la amenaza del presidente estadunidense Donald Trump de imponer un arancel de 5% a las importaciones procedentes de México si no detiene la migración ilegal.

“Los pueblos y las naciones que representamos merecen que, ante cualquier conflicto en nuestras relaciones, por graves que sean, se recurra al diálogo y actuemos con prudencia y responsabilidad”, respondió López Obrador en una carta publicada en redes sociales.

En la carta adelantó que el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard estará este mismo viernes en Washington para entablar diálogo con funcionarios de los Estados Unidos para intentar solucionar este conflicto.

Le propongo que instruya a sus funcionarios, si para ello no tiene inconveniente, que atiendan a representantes de nuestro gobierno, encabezados por el secretario de Relaciones Exteriores de México, quienes a partir de mañana se trasladarán a Washington para llegar a un acuerdo en beneficio de las dos nacionales”, dice la carta en su párrafo final.

Contrario a lo dicho por Trump, el presidente López Obrador reiteró que su gobierno no ha sido pasivo en el tema migratorio.

Usted sabe también que nosotros estamos cumpliendo con nuestra responsabilidad de evitar, en la medida de lo posible y sin violentar los derechos humanos, el paso por nuestro país”, puntualizó el titular del Ejecutivo mexicano.

A lo largo de la misiva, López Obrador reiteró a Trump que para evitar la migración se debe frenar con inversiones en México y en Centroamérica que generen empleos y desincentiven la partida de gente hacia Estados Unidos.

Es por ello que, desde el principio de mi gobierno, le propuse optar por la cooperación para el desarrollo y ayudar a los países centroamericanos con inversiones productivas para crear empleos y resolver de fondo este penoso asunto”, reiteró.

Además, recalcó que a través del diálogo y la política se debe buscar la fraternidad entre las naciones.

Y, por favor, recuerde que no me falta valor, que no soy cobarde ni timorato (…) Con todo respeto, aunque tiene el derecho soberano de expresarlo, el lema “Estados Unidos primero” es una falacia”, reiteró.

Con información de Excelsior