in

Graco Ramírez responsable del desvío más grande de recursos federales en 2017

ADN 40

Morelos.- El ex gobernador de Morelos, Graco Ramírez, dejó su cargo siendo uno de los mandatarios menos aprobados por los morelenses y ahora es catalogado por hacer el sexto posible desvío más grande de recursos federales por parte de un ente gubernamental en 2017.

De acuerdo con observaciones realizadas a la entidad por la Auditoría Superior de la Federación, en 2017, un año antes de dejar su cargo, ejerció con irregularidades mil 792 millones 169 mil 317 pesos destinados al pago de deudas con proveedores y contratistas.

De acuerdo con el sitio Pájaro Político, según el ranking ¿Fuiste tú?, se podría tratar del sexto posible desvío de recursos más grande en ese año.

La presunta malversación de recursos se registró durante la gestión de Jorge Michel Luna, quien fungía como titular de la Secretaría de Hacienda del Estado, al cual además premió con una pensión dorada gracias al voto de sus diputados aliados.

La ASF señaló que una de las causas del crecimiento de la deuda pública directa en el estado, que pasó de 409 millones 100 mil pesos en 2007 a 3 mil 986 millones en 2017, es la causa el desequilibrio entre los ingresos y egresos presupuestarios, pues la entidad continúa utilizando el dinero que recibe para financiamiento a corto plazo.

La administración que ahora encabeza Cuauhtémoc Blanco, denunció a Graco Ramírez por los presuntos delitos de delincuencia organizada, lavado de dinero y defraudación fiscal, además de otras denuncias a ex funcionarios, de las que se ha logrado imputar al menos a 8 por uso indebido de los recursos.

En 2017, Graco ejerció 3,220 millones de pesos y de este total no pudo comprobar 1,792 millones de pesos, es decir el 56 por ciento.

Los números no comprobados de Graco:

De acuerdo con la auditoría practicada en 2017 por la ASF al Financiamiento Público Local de Morelos.
• Contrató cinco créditos a corto plazo para el ejercicio fiscal 2017 por mil 772 millones 300 mil pesos.
• Otros 18 millones 609 mil 853 pesos, cuyo destino se desconoce, debían ser transferidos a la cuenta bancaria pagadora de un crédito a largo plazo en 2017.
• 1 millón 259 mil 464 pesos más se encuentran sin comprobar, y serían utilizados para pagar gastos de la deuda pública del estado.
Para 2017 la calificadora Fitch Ratings modificó la perspectiva del estado de Morelos de estable a negativa debido a los déficits registrados en 2015 y 2016 en el balance fiscal que el estado no ha podido compensar mediante la generación de ahorro o recaudación interna.
El mal uso de recursos señalado corresponde solo al 2017 ¿qué sucedió con el dinero de los otros cinco años en su cargo como gobernador? ¿y cuándo pagará por el endeudamiento a los morelenses?